¿Han ocurrido algunos cambios luego de tu registro en el SAT?

Si es así, antes de que comience el típico dolor de cabeza que acompaña los trámites, te diremos que puedes realizar tus actualizaciones sin necesidad de trasladarte o hacer filas incómodas. 

Con conexión a Internet, Smartphone o un ordenador, podrás reportar cambio de domicilio, reanudación de actividades, suspensión, aumentos o disminución de obligaciones y apertura o cierre de establecimientos. 

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy en tan solo unos cuantos minutos, así que veamos cómo actualizar el RFC de forma online

¿Cómo actualizar mi RFC?

Cuando ha llegado el momento de realizar una actualización del RFC en el SAT, es necesario que cuentes con tu contraseña a mano e incluso tu e-firma, debido a que hay movimientos que por su importancia, así lo exigen. 

Una vez preparado todo lo necesario, solo hay que seguir unos cuantos pasos para cumplir con tu trámite de forma cómoda sin salir de tu hogar. 

¡Vamos a ello!

Paso 1. El primer paso es ingresar a la página web del SAT

Paso 2. Una vez en la página, ubícate en la opción Trámites del RFC.  Se desplegará un menú en el que debes clickear sobre Ver más.

Paso 3. Una vez en la nueva sección, baja un poco y encontrarás Actualización en el RFC, clickea allí. 

Paso 4. Se te presenta un menú desplegable con varias opciones.  En la imagen abajo podrás saber cuál es la tuya y con seguridad clickear en ella una vez realices el procedimiento en la página. 

Paso 5. Según la opción de actualización que hayas elegido, ingresarás a una nueva sección, en el que se te ofrece información y los requisitos para hacer efectivo el trámite. 

Ejemplo: 

Si haces click en Presenta el aviso de actualización de actividades económicas y obligaciones, el sistema te llevará a nueva sección de la página donde se te indica quiénes presentan dicho trámite, cuándo y sus fundamentos legales. 

Si bajas un poco, encontrarás los pasos para realizarlo de forma online y un botón de Iniciar, en el que al hacer click, te dirigirá a un formulario que debes llenar con tu RFC y contraseña. 

 

De forma parecida ocurrirá con cada una de las opciones de actualización que te hemos indicado. 

¡Y listo!

Así de sencillo podrás realizar la actualización del RFC según tu caso.